7/26/2014

Mi tormenta anhelada


Tenemos siempre presente
el devenir de los tiempos
como está siendo hasta ahora;
como es usualmente.
Y lloramos el ser vivientes.

Por ello buscamos algo nuevo
que relance nuestros sentidos
hacia lugares menos conocidos.
Lugares que no hayamos visto,
que no hayamos pisado antes.

Estoy en la búsqueda
de mi tormenta destinada.
Y aunque no haya encontrado nada
me reconcomo siempre de frente
por si encuentro la meta anhelada.