2/08/2016

Mi futuro



Miro, hechas, las maletas;



creo que el tren ha pasado.
Un vecino toca el saxo
y mi ventana lo disfruta.
Hay un ruido de coches
que quiere asesinar la música.


Mi madre, desde la puerta,
chilla más fuerte que el saxo
los versículos de la Biblia.
Yo sólo miro las maletas:
están hechas. ¿Es temprano?


Ya no se oye el saxo,
pero los versículos retumban
en cada una de mis paredes;
Murcia me está diciendo
que el último tren ya ha pasado.



Miro, hecho, mi futuro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario