7/04/2016

A hierro



Quien a hierro es educado

acabará dando dulces

a los vástagos que alimente.



Y a mordiscos acabará su tortura.



Pero no todo el mundo es capaz

de matar a sus dioses

a bocados.



Quien a hierro es educado

acabará dando madera

a los vástagos que alimente.



Y con yesca continuará su tortura.



Pues no todo el mundo es capaz

de matar a sus dioses

a palos.



Quien a hierro es educado

acabará dando pólvora

a los vástagos que alimente.



Y con plomo eternizará su tortura.



Y es que no todo el mundo es capaz

de matar a sus dioses

a balazos.



Hay un dios esperándonos

en cada casa, cada esquina,

cada iglesia.





Está en nuestra mano matarlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario